Annemarie Fritz, académica alemana: “Las competencias con las que los niños comienzan el colegio, son predictores del éxito en su trayectoria educativa”

La investigadora de la Universidad de Duisburg-Essen, Alemania, expuso en el seminario “Habilidades Matemáticas Tempranas ¿Cómo medirlas? ¿Cómo enseñarlas?”, organizado por el Centro Justicia Educacional.

Annemarie Fritz, académica de la Universidad de Duisburg-Essen, Alemania[27-11-2018] En el auditorio de la Facultad de Historia de la Pontificia Universidad Católica de Chile, se llevó a cabo el Seminario “Habilidades Matemáticas Tempranas ¿Cómo medirlas? ¿Cómo enseñarlas?”, que contó con la presentación de Annemarie Fritz, académica de la Universidad de Duisburg-Essen, Alemania.

La actividad fue organizada por la Línea de Inclusión de la Discapacidad, dirigida por Ricardo Rosas, quien dio las palabras de bienvenida, presentado a la invitada internacional y detallando los ejes sobre los cuales se desarrollaría el seminario.

Posterior a ello, la experta realizó una exposición respecto del Modelo del desarrollo de Conceptos Aritméticos Tempranos, donde destacó que existen varios enfoques para aproximarse a este conocimiento, entre ellos, el currículum, el contenido, la experiencia y el desarrollo.

“El conocimiento aritmético se estructura jerárquicamente y tiene una directa relación con lo aprendido anteriormente. Es decir, el nuevo conocimiento adquirido se basa en el aprendido anteriormente. De no existir una conexión profunda entre el nuevo conocimiento y el previo, se asume que lo recién aprendido es de manera superficial y se puede olvidar rápidamente” destacó la experta.

En la base para el Modelo de Desarrollo de Conceptos Aritméticos, se pueden ser distinguir: conceptos centrales que se construyen jerárquicamente y cada nivel se caracteriza por habilidades específicas que reflejan distintas estrategias.

En ese sentido, la experta explicó este Modelo y la forma en que los niños van aprendiendo los conceptos de aritmética a lo largo de su crecimiento. Conocer estas formas de aprendizaje “son fundamentales para poder mejorar la enseñanza que entregamos”, comentó.

Durante su presentación explicó que el modelo se basa en seis etapas que los niños van adquiriendo los conocimientos matemáticos. “En un primer nivel los niños acceden al conteo de números como una secuencia de palabras. Si bien pueden recitar los números del uno al 10, no saben exactamente qué es lo que están mencionando” señaló, la académica de Duisburg-Essen.

Asistentes al seminarioSegún la experta en este nivel lo niños debieran poder recitar la secuencia de las palabras numéricas, así como usar palabras numéricas para contar. Asimismo, deben comprender la correspondencia uno a uno entre palabras numéricas en el ítem que se les muestra y ser capaces de contar conjuntos pequeños.

“En el segundo nivel los niños comienzan a conocer la recta numérica ordinal. La secuencia de palabras numéricas tiene una orientación. De esta forma comprenden que los números se vuelven más grandes y llegan a ser capaces de realizar operaciones básicas como la adición y la sustracción a través del conteo”, agregó Annemarie Fritz.

En el tercer nivel de este Modelo del desarrollo de Conceptos Aritméticos Tempranos, se busca que los niños se familiaricen con los conceptos de cardinalidad y descomposición. Eso significa que logren comprender que los números representan un conjunto (cardinalidad), lo que implica la secuencia de palabras numéricas es una secuencia de conjuntos crecientes. También, que los números puede ser descompuestos según su estructura cardinal.

La experta continuó la exposición y comentó que “ya en el cuarto nivel, los niños conocen la relación de inclusión entre los números, es decir comprenden que hay números que incluyen otros, y que estos se pueden descomponer de manera flexible. Con esto, puede determinar la relación que existe entre las partes y un todo”.

En el nivel cinco del modelo, denominado Racionalidad, los niños aprenden que Los números son equidistantes y que estas distancias entre conjuntos se pueden contar. También comprenden que las distancias del mismo tamaño, son equidistantes independiente de su posición.

En el nivel seis los niños aprenden la agrupación por subconjuntos o unidades iguales, donde un número puede descomponerse  en partes del mismo tamaño y que estás partes, dependiendo del número, pueden ser de distinto tamaño.

Finalmente, Annemarie comentó que “todos, cuando comenzamos en el conocimiento matemático lo hacemos desde el mismo punto, pero cuando comenzamos a avanzar lo hacemos en distintos niveles. Por eso es importante trabajar en estas áreas y no perder de vista que las competencias con las que los niños comienzan el colegio, son predictores del éxito en su trayectoria educativa y es responsabilidad de los educadores generar prácticas para nivelar a los estudiantes”.

Descarga la presentación acá.