¿Cómo aplicar la priorización curricular en Matemáticas?

Esta fue la pregunta que intentó responder el taller online “Priorización curricular y rutas de aprendizaje en matemáticas en tiempos de Covid-19”, guiado por el académico de la Facultad de Educación de la UC, Horacio Solar.

Taller matemáticas ciclo apoyo pedagógico en tiempos de covidUn grupo de académicos y académicas de educación entregó en abril un documento con recomendaciones para enfrentar la crisis sanitaria por Covid-19. Entre ellas, resguardar el bienestar socioeconómico y un currículum de emergencia. Varias de las medidas sugeridas fueron acogidas por el Ministerio de Educación y uno de los desafíos más importantes para los profesores y profesoras es la priorización curricular, que busca relevar los objetivos de aprendizaje esenciales centrando el currículum en la formación integral y las habilidades clave de las y los estudiantes, durante la pandemia.

Por esta razón, la Línea de Inclusión Pedagógica del Centro de Justicia Educacional, CJE y el Centro UC para la Transformación Educativa, Centre UC, desarrollaron el taller “Priorización curricular y rutas de aprendizaje en matemáticas en tiempos de Covid-19”, liderado por el académico y jefe del Magíster de la Facultad de Educación UC, Horacio Solar. En él, se expuso sobre la importancia de desarrollar habilidades matemáticas en el proceso de priorización curricular y se compartieron estrategias para enseñar esta materia de forma remota.

 

Desarrollo de habilidades matemáticas

Según el experto, es importante relevar el desarrollo de habilidades en las clases de matemáticas. ¿Cómo hacerlo? “Por ejemplo, en primero básico, en el nivel 1, el objetivo de reconocer, describir, crear y continuar patrones repetitivos se vincula directamente a la habilidad de representar”. Además, dijo, cada docente debe adecuar los lineamientos de la priorización curricular al contexto de sus propias instituciones educativas.

En ese sentido, Solar destacó la resolución de problemas como una habilidad esencial. Para ello, expuso una ruta de aprendizaje en tres dimensiones: Comprensión, resolución y conclusión del problema. “Se asemejan a los momentos de una clase – inicio, desarrollo y cierre -, pero es más complejo, porque trasciende a las clases y se puede usar en contexto de educación remota”, dijo.

Primero debe haber una introducción del tema y una explicación inicial: “Que las y los estudiantes se sumerjan en los datos y comiencen a jugar con ellos, y luego se va construyendo una pregunta asociada a eso”. En segundo lugar, está el momento de resolución de problemas: “Hay estrategias, técnicas, procedimientos que se resuelven de forma individual o en grupo. Debe haber una discusión de por medio”. Finalmente, en la conclusión del problema, el experto recomendó generar preguntas que recojan información sobre lo que han aprendido las y los estudiantes, y evaluar la ruta de aprendizaje.

 

¿Cómo generar tareas o actividades?

En su exposición, Solar entregó algunos criterios para desarrollar estos materiales: “Hay que hacer matemática. Se deben adaptar las actividades para que permitan que el y la estudiante aprenda aplicando, no copiando o replicando lo que hizo el docente”. Además, se debe lograr que los alumnos y alumnas se involucren en la actividad. Para ello, recomendó generar actividades relacionadas con el contexto actual: Para aprender sobre el sistema métrico, se debe sugerir a los niños y niñas que midan la distancia entre una y otra persona para evitar el contagio. Así, por ejemplo, cuando empiece el retorno a clases, las y los estudiantes podrán tomar precauciones sobre la distancia entre un pupitre y otro.

Para entregar el material, propuso utilizar cápsulas explicativas con la materia, donde la explicación de un contenido debe ser didáctica: “Por ejemplo, sacar fotos de gráficos. Ahí se estarían utilizando representaciones claves”. Además, dijo, se deben “explicitar los propios procesos de pensamiento. No sólo hay que explicar, sino que, también, hay que permitir que las y los alumnos vayan viendo cómo se hacen las cosas”. Recomienda, para estos efectos, el uso de screencasts o grabación de pantalla.

El académico de la Facultad de Educación recomendó, también, de ser posible, potenciar la interacción en grupos pequeños en plataformas sincrónicas, donde sus miembros deben ir rotando en cada actividad: “Hoy, a través de Zoom, uno puede generarlos automáticamente. En una clase online podemos presentar un problema, damos unos minutos para resolverlo en grupos y luego lo revisamos en conjunto”.

¿Cómo evaluar a distancia? Para esto, finalmente, Solar aconsejó privilegiar evaluaciones formativas o aquellas que contemplen la entrega de argumentos o resultados en documentos escritos, imágenes o videos explicativos: “Es muy importante que las y los estudiantes puedan explicar sus razonamientos. No solamente el producto, sino, también, cómo llegaron a él”.

Revisa el webinar completo aquí:

 

Descarga la presentación aquí

 

Participa también en el webinar “Aprender lenguaje sin distancia: prácticas pedagógicas que nos acercan”, donde Alejandra Meneses y Graciela Veas – ambas de la Facultad de Educación UC – compartirán criterios para promover el aprendizaje del lenguaje a distancia en educación básica en contexto de pandemia. Además, ilustrarán estos criterios con ejemplos. Inscríbete aquí.