Hirokazu Yoshikawa: “los niños necesitan apoyo pedagógico y emocional de calidad”

El profesor de la Universidad de Nueva York y codirector del Global Ties for Children Center de la misma casa de estudios, visitó el Centro Justicia Educacional y realizó diversas actividades relacionadas con la primera infancia.

Entre el 19 y el 21 de junio el Centro Justicia Educacional recibió la visita del académico de la Universidad de Nueva York, Hirozkazu Yoshikawa, quien tuvo una completa agenda de actividades con CJE y con el Consejo Asesor para la calidad de la Educación Parvularia.

Hirozaku Yoshikawa es profesor de la Universidad de Nueva York y codirector del Global Ties for Children Center de la misma casa de estudios.  Su trabajo se ha centrado en el estudio de los efectos de programas y políticas públicas sobre temas de inmigración, educación inicial y reducción de la pobreza en el desarrollo infantil.

En el marco de esta visita, sostuvo encuentros con investigadores del Centro para profundizar en la idea de justicia que desarrolla CJE, así como la agenda de investigación en equidad, pobreza, inmigración y género, entre otros temas.

En esa línea, el profesor Yoshikawa también participó de una reunión respecto del estudio Mil primeros días que lleva a cabo la Línea de Inclusión para el Desarrollo. La investigación, encabezada por Investigadora Principal de la Línea, Marigen Narea, se realiza en 20 comunas de la Región Metropolitana y sigue a un grupo de niños y niñas desde el primer año de vida hasta los cinco años de edad, con el objetivo de identificar las distintas experiencias de cuidado infantil que reciben y la asociación con su desarrollo cognitivo, del lenguaje, motor y socio emocional.

Posteriormente, Hirokazu Yoshikawa asistió la ceremonia de inauguración del Consejo Asesor Internacional para la calidad de la Educación Parvularia, que se realizó en el Palacio de La Moneda y que fue encabezada por la subsecretaria de Educación Parvularia, María José Castro y el ministro de la Secretaría General de la Presidencia, Gonzalo Blumel.

 

Cuidado en la Primera Infancia

Fue el viernes 21 de junio donde participó del seminario Cuidado en la Primera Infancia ¿Cómo aseguramos calidad para todos los niños y niñas?, organizado por CJE en la Casa Central de la Pontificia Universidad Católica.

El objetivo de esta a actividad fue entregar elementos para la reflexión y discusión sobre los desafíos de implementar un sistema de aseguramiento de la calidad de la educación y el cuidado para todos los niños menores de seis años de nuestro país.

En la oportunidad presentó “Mejorar la calidad de la Educación de la Primera Infancia a nivel nacional” donde destacó que “la evidencia global señala que el acceso a educación parvularia en Chile es bastante alto, pero no para niños de dos a tres años. Lo que es transversal a nivel global, es que los niños más pobres tienen menos acceso a la educación parvularia, situación que en Chile también se repite”, agregó.

Asimismo, la investigadora del Centro de estudios de Primera Infancia, Alejandra Cortázar, realizó una exposición denominada “Desafíos para garantizar educación de calidad para todos los niños y niñas de Chile”.  Dentro de estos desafíos, la también vicepresidenta de la Fundación Educacional Oportunidad, puntualizó que “se hace necesario definir qué es calidad, cuáles son los requisitos mínimos, junto con ello también tenemos como desafío revisar la equidad en las condiciones de los programas y en esa línea debemos definir qué y cómo vamos a evaluar, para finalmente implementar los acompañamientos de estos programas”, mencionó.

Marigen Narea, Investigadora Principal de CJE, subrayó en su exposición “Más allá de la sala cuna y jardín infantil tradicional: educación de calidad para todos los niños y niñas” que “contar con un sistema de monitoreo de la calidad es crucial para garantizar que nuestros niños y niñas se desarrollen y podamos disminuir la brecha que comienza muy temprano en la vida. Por ello, no debemos perder de vista que es clave enriquecer las modalidades no tradicionales y considerar a las modalidades alternativas en su peculiaridad para medir su calidad. Es importante no olvidar a los niños que no asisten a la educación parvularia, por lo que se hace necesario considerar otro tipo de servicios como parte del aseguramiento de la calidad como: talleres para padres, visitas domiciliarias y programas sociales”, concluyó.