Nuevo Sistema de Admisión Escolar y su capacidad de atenuar la desigualdad de acceso a colegios de calidad: al inicio de un largo camino

En una nueva publicación del Centro Justicia Educacional, se busca explorar si los estudiantes tienen o no mejores oportunidades de acceso a colegios de calidad antes y después de la implementación del SAE.

La puesta en marcha del Nuevo Sistema de Admisión Escolar ha arrojado hasta ahora un resultado positivo por cuanto alrededor del 82% de las familias quedó en alguna de sus tres primeras preferencias. Pero existen otros resultados de política pública importantes de analizar en los que el trabajo se concentra: la disminución de la persistente desigualdad de acceso a establecimientos deseables o de calidad que se observa en el sistema escolar chileno y que está a la base de su aguda segregación escolar y académica.

La motivación del artículo es explorar si los estudiantes (según su vulnerabilidad y rendimiento previo) tienen o no mejores oportunidades de acceso a colegios de calidad antes y después de la implementación del SAE.  Se plantea que la discusión sobre el Sistema de Admisión Escolar es en última instancia una conversación moral por cuanto lo que está en juego es la generación de principios de distribución de recursos escasos. De esta forma, se analiza el nuevo sistema de admisión como una pieza clave para promover lo que se define como una libertad genuina de elección en nuestro sistema escolar. El artículo realiza un análisis descriptivo de los patrones de matrícula de estudiantes que entraron a 1º medio en los tres años antes del SAE en comparación a los patrones de matrícula de estudiantes similares que entraron al mismo nivel pero durante el primer año de implementación del SAE. Se emplean un conjunto de bases de datos donde destaca el análisis inédito de las preferencias reveladas de las familias que permite hacer un sistema de postulación centralizado.

Para descargar el documento, haga clic acá