¿Por qué es exitosa la educación técnico profesional en Australia?

De visita en Chile, la Directora de Educación Internacional Technical and Further Education, TAFE, de Australia, Jen Bahen, se reunió con los investigadores de la línea de investigación técnico profesional de CJE, en alianza con DUOC UC, para contar su experiencia.

Jen Bahen, la Directora de Educación Internacional Technical and Further Education, TAFE, de Australia[17-12-2018] En una presentación realizada en la sede Antonio Varas de DUOC UC y organizada por Claudia Ovalle, investigadora asociada de CJE en la línea de investigación en educación técnico profesional, Jen Bahen, Directora de Educación internacional del Technical and Further Education de Australia, TAFE, mostró los aspectos que hacen exitosa la educación técnica en Australia; el Marco Nacional de Cualificaciones Australiano; y el proceso de Reconocimiento de la Calidad de las instituciones técnicas (ASQA).

La exposición de la experta comenzó por explicar que TAFE es la entidad australiana que reúne a las instituciones educativas técnico profesionales de nivel superior que reciben fondos públicos. En ese sentido, también se refirió a cómo están planificando el desarrollo de este nivel educativo en el mediano y largo plazo.

“Australia es una economía con un total de 12.7 millones de trabajadores. Se estima que el 70% de los empleos para 2022 serán para personas con calificaciones técnica profesional o TVET (Technical and Vocational Education and Training) por la dependencia del país en los servicios y exportaciones. En este contexto, los diplomas universitarios han perdido su valor y la educación técnica profesional ha ganado importancia no solo por los retornos (1 dólar en educación TVET devuelve a la economía 2,19 dólares), sino los impactos sociales que incluyen la reducción del crimen, la cohesión social, la inclusión y en general beneficios para la población como la salud y la educación masiva”, enfatizó.

Jen Bahen, continuó su presentación destacando que “en Australia se cuenta con 9 mil 400 escuelas, 39 Universidades, 25 TAFE (Institutos equivalentes a los IP en Chile), y 4190 Registeres Training Organizations (el equivalente de los CFT en nuestro país). La educación TVET en Australia es una responsabilidad compartida entre el gobierno federal y los gobiernos territoriales. Los marcos regulatorios son nacionales y obligatorios como los marcos de calificaciones, las regulaciones del mercado laboral y las los conocimientos que reciben los estudiantes en el sistema. El entrenamiento se basa en los paquetes de entrenamiento nacionales, donde los proveedores son responsables de la enseñanza, el aprendizaje y la evaluación”, señaló.

“El entrenamiento técnico profesional se basa en competencias y se da por medio de currículos conocidos como “paquetes de entrenamiento” o “training packages” los cuales son diseñados por la industria (el qué de la formación TVET) y los proveedores se encargan de su enseñanza y evaluación (el cómo de la formación). El desarrollo de los training packages está liderado por el Comité de Industria y Habilidades Australiano o que se apoya en una red de 66 comités conocidos como Comités por industrias particulares”, destacó la experta.

En su presentación, Bahen también se refirió a cómo está normado el funcionamiento afirmando que “en cuanto a la regulación de los proveedores de TVET la Australian Standards Quality Authority  (ASQA) otorga registro periódico a los TAFEs, el cual puede durar entre 1 y 7 años y existen estándares especiales para cada uno de estos tipos de proveedores”, agregó.

“Una herramienta fundamental en el sistema educativo TVET es Marco de Cualificaciones Australiano o AQF. Esta herramienta reúne todas las cualificaciones de todos los sectores educativos. El sentido de tener un AQF es asegurar el reconocimiento nacional y la consistencia en todo el país de los conocimientos obtenidos por los estudiantes en todos los niveles. Cada nivel incluye la descripción del conocimiento, habilidades y las competencias apropiados a cada nivel”, concluyó.

Finalmente, Jen Bahen culminó con conclusiones respecto del sistema educativo en Chile, que “al igual que en Australia los proveedores de TVET son privados y tienen que cumplir con estándares de calidad, sin embargo, se requiere en ambos países continuar reforzando el estatus y la importancia de las carreras TVET y la inclusión de poblaciones diversas para acentuar las bondades de la TVET en la sociedad”, acotó.